Bloque de Noticias 09
 
 
Latas con el aroma que largan las vacas se venden como pan caliente en Alemania, a pesar de su alto costo.

Una empresa alemana ha puesto a la venta unas pequeñas latas que contienen el típico olor a vaca. O mejor dicho, el olor a los gases que emanan estos animales. La gente que ha pasado gran parte de su vida en el campo o en una granja y ahora vive en la ciudad añorando esa época dorada ya no tiene que sufrir más el desarraigo. "Simplemente coloque su nariz en la lata, retire el adhesivo y sienta el auténtico aroma del campo", reza el empaque del producto.
Daniela Dorrer, diseñadora y empleada de la empresa que comercializa estas latas dice que esperan hacer feliz a la gente y que el olor a los gases de las vacas que ellos venden les haga sentir "como si estuvieran en casa". A pesar de considerarse que los gases de las vacas contribuyen al calentamiento global -ya que según los expertos una sola vaca emana por día suficiente gas metano para llenar 400 botellas- desde la empresa señalan que tienen planeado comercializar otros aromas, como por ejemplo olor a caballo, cerdo y hasta bosta.
Periodismo.com
Si vas a un bar y querés demostrar tu hombría, nunca pidas estos tragos.
 

No es lo mismo ver a un hombre que agita elegantemente los hielos de su vaso de whisky escocés, que a uno que mediante una ridícula pajta le da sorbos ruidosos un daiquiri.
Así como la ropa no es sólo un abrigo, tampoco un trago es sólo sabor. Un cocktail comunica; le dice a los demás cómo sos. Y si estás en un bar y querés demostrar tu hombría, hay algunos tragos que no debés pedir. Si evitás ponerte un jean apretado, o zapatillas color rosa, también evitá que te vean bebiendo los siguientes cocktails.
1. Cosmopolitan. No sólo es un trago de chicas, sino que es, además, un trago de chicas demodé. Su femeneidad está expresada en el color violáceo que le aporta el dulce jugo de arándanos pero también en el hecho de que es el trago que solían beber las chicas de Sex & the City. Mientras la serie televisiva duró, se consumió de a litros en los bares de todo el mundo. Ahora, el viejo Cosmo espera un remake que le devuelva el glamour perdido.
Lo que el verdadero macho debería beber en su lugar es un Dry Martini bien seco y preparado con gin (en lo posible marca Beefeater o Tanqueray, más potentes que el aromático Bombay). Nada de vodkatinis, ni cosas por el estilo.
2. Frozen Daiquiri de frutilla. Nada menos viril que ese copón colmado de un granizado rosaceo, con los bordes coronados de azúcar y decorado con una frutillita abierta al medio. El daiquiri oculta todo signo de hombría: es frozen, es dulce, es rosa y se bebe con pajita. Todo mal. Si una chica te ve con un trago de estos, inmediatamente induce que la tenés chiquita.
Lo que pide el verdadero potro semental argentino es un Daiquiri de limón según su receta original, es decir, batido en coctelera y servido en copa cocktail. Mucho más sobrio que su afeminada versión frozen.
3. Frozen Margarita. Se aplica el mismo criterio que en el caso anterior con un agravante: se suele pedir en restaurantes mexicanos donde el trago (¿se lo puede llamar así?) pasa horas, sino días girando en pequeños tambores plásticos, por lo que queda diluido y al momento de servirse no es más que hielo triturado con menos sabor y menos alcohol que las aguas frescas que vendía el Chavo del 8 en su vecindad.
En esta situación, para acompañar sus tacos ultra picantes, lo que toma el verdadero varón forzudo es un Margarita on the rocks, con los bordes del vaso coronados con sal. Como debe ser.
4. Sex on the Beach. Tal vez de adolescente este trago te parecía rico por ser dulce y por contener la palabra Sex, algo lo que sólo podías acceder a leyendo la revista Penthouse. Creciste, man: esa mezcla de licor de durazno, jugo de naranja, granadina y vodka te posiciona como un pendeviejo sin ambiciones.
En su lugar, el auténtico Charles Atlas de las pampas, ordena un clásico pisco sour. Está de moda y hoy por hoy no es el cocktail más original, pero al menos no se te va a notar el acné.
5. Piel de Iguana. ¡Ah bueno! Pediste un Piel de Iguana. Ya está, flaco: andate a tu casa a ver soft porn. ¿Cómo se te ocurre andar por el boliche con ese trago verdoso que le dice a todo el mundo “soy frágil”? Recordá que este brevaje no sólo tiene un nombre ridículo, sino que encima lleva licor de kiwi, piña colada, gaseosa lima limón y tequila.
Para el caso, el verdadero mulo latinoamericano de pelo en pecho que quiere tomar tequila, pedí eso: tequila, con limón, sal y al buche. Qué joder.

Por Patricio Lemos

Un fanático se tatuó el rostro de la actriz por todo el cuerpo, inspirado en los diferentes papeles que interpretó en el cine.

Miljenko Parserisas Bukovic, un vendedor de periódicos oriundo de la ciudad de Valparaíso, no se cansa de tatuarse la cara de Julia Roberts en brazos, pecho y espalda. Al parecer, todo empezó después de ver la película "Erin Brockovich". El talento de la estrella lo impresionó tanto, que decidió tatuarse a modo de homenaje las facciones de la actriz.
Cada uno de los 82 dibujos que luce Bukovic en la piel está inspirado en alguna escena específica de la carrera de Roberts. Bukovic, de 56 años, planea seguir grabándose el rostro de su venerada actriz aunque ya la tenga saludando, sonriendo, con lentes, oscuros, sentada, con sombrero, con el pelo recogido o suelto, y demás variantes.
Periodismo.com
Los hogares en los que hay al menos un teléfono móvil en Colombia superaron a aquellos que reciben el servicio de agua potable, según una encuesta del oficial Departamento Nacional de Estadísticas (Dane) divulgada este viernes.

Dos mujeres hablan por teléfono móvil alquilado en una calle de Bogotá, en mayo de 2010. Los hogares en los que hay al menos un teléfono móvil en Colombia superaron a aquellos que reciben el servicio de agua potable, según una encuesta del oficial Departamento Nacional de Estadísticas (Dane) divulgada este viernes.
Los hogares en los que hay al menos un teléfono móvil en Colombia superaron a aquellos que reciben el servicio de agua potable, según una encuesta del oficial Departamento Nacional de Estadísticas (Dane) divulgada este viernes.
El 88,1% de los hogares en Colombia tenía en 2010 acceso al servicio de telefonía móvil, frente al 87,6% que recibía agua potable.
En las zonas rurales, los hogares con teléfono móvilsubieron del 70,8% al 79,4% entre 2008 y 2010, mientras que los que tienen acceso al agua potable cayeron del 58,3% al 57,1% en el mismo periodo, según la encuesta.
En las principales ciudades, los hogares con telefonía móvil aumentaron del 87% en 2008 al 90,5% en 2010, mientras que la telefonía fija descendió del 44,3% al 39,8% en ese lapso.
 
 
Geomarketintin Internacional * Santiago: 809-276-2304 / Santo Domingo: 809-562-23044 / Celular 849-214-2338