A L C O M P
 
Asesores Latinoamericanos Computarizados
de Marketing Político
El Multicentros de las Informaciones
 
Anne Hathaway
 
Charlize Theron
 
Kristen Stewart
 
Lea Michele
 
Rosie Huntington Whiteley
 
 
 
Taylor Swift
 
Jennifer Lawrence
 
La supermodelo israelí,
 
MeganFox
 
Victoria Justice
Hoy me he encontrado con una noticia curiosa en la red que primero me ha hecho sonreír, por la perspicacia y el ingenio de sus autores, para después darme cuenta del terrible impacto que tiene la tecnología en la vida de pareja.
 
 
Absoloo, un sex shop online francés, regala vibradores a las mujeres que se sientan 'abandonadas' por culpa de un videojuego. En concreto, se compromete a proporcionar 'un nuevo amigo' (un vibromasajeador) si pueden demostrar que sus maridos juegan de forma compulsiva al videojuego Diablo III. De este modo pretenden aportar su granito de arena para que las esposas dejen de sentirse 'abandonadas y desoladas' por el tiempo que sus parejas pasan absortos con este videojuego. Las interesadas deben enviar una foto sujetando una copia del juego a la cuenta de Facebook de la tienda.
Una cosa es entretenerse de vez en cuando y otra que te deje de lado continuamente por la consola. Muchos prefieren una partida en vez de mantener una buena conversación, ver una película o pasar un rato romántico con su pareja. Hay hombres que dedican de cuatro a cinco horas a jugar a los videojuegos. Llegan del trabajo, cenan y se pasan la madrugada jugando.
Precisamente por la anoche, cuando podemos descansar del trabajo y las tareas domésticas, las parejas están listas para acercarse, no sólo en el terreno sexual sino también en el de la comunicación y el afecto. Obviamente también hay conflicto porque no hay intimidad.
[Relacionado: Disfruta del sexo más divertido]
Así que en lugar de aprovechar este tiempo para realizar actividades con la pareja prefieren jugar. Según los terapeutas, ésta es una de las principales quejas de ellas y los conflictos entre las parejas han aumentado debido a este fenómeno.
Cuando esto ocurre podemos hablar de videoadictos. Lo mismo ocurre con el iPad y con los smartphones. Además del tiempo que invierten en jugar, a las mujeres también les molesta que destinen otros recursos a su hobby. Se gastan mucho dinero en el equipo y los accesorios, mientras que ellas piensan que ese dinero podría usarse para hacer cosas en común. La situación puede llegar a volverse tan tensa que anula la convivencia y la comunicación provocando la ruptura en la relación. Por cierto, que también hay hombres que sufren o terminan abandonando a su pareja por culpa de su adicción a las 'máquinas'.
Los expertos aconsejan motivar a la pareja a realizar actividades juntos después de la cena. Creo que la solución no es regalar juguetes sexuales para usar de manera individual sino compartir aficiones. Por ejemplo, ellas pueden mostrar interés por el videojuego para conseguir que su pareja se vincule nuevamente con ella.
Esto es lo que debío pensó la creadora de un videojuego para jugar en pareja donde el erotismo es la táctica para avanzar y ganar puntos. La picardía de este videojuego está en los controles: un sujetador con seis sensores para ella y un calzoncillo con otros seis sensores para él, de manera que se activa con el contacto físico de los jugadores.
El nivel 1 se llama 'En el Cine' y se juega con el par de sensores colocado en las tiras del sujetador de ella y los dos en los laterales del calzoncillo de él, pero las zonas de 'toque' son cada vez más íntimas en la medida en que se avanza a los niveles 2 'La Primera Cita' y 3 'El Primer Beso'. ¿Qué te parece?¿Te animarías a jugar para recuperar a tu pareja o crees que es mejor acudir a terapia y olvidarte de la consola?
 
Te llega un estudio patrocinado por una empresa que no sabes qué te vende ni tampoco te importa mucho y asegura que el hombre más deseado por las mujeres españolas es el chulo-playa valenciano. Conociendo al mejor representante de esta tipología, el soltero más atractivo de España, no nos sorprende. Lo que sí lo hace es descubrir que no sólo nosotros buscamos a las tías trastornadas; también las encuestadas parecen tener esa pulsión autodestructiva necesaria para sentirse atraído con un paisano que te llama teta, su mayor diversión es explotar cosas, a ser posible partes de su cuerpo y que en cualquier momento mataría (o se mataría) por ti.


[Relacionado: Vivir y trabajar juntos, ¿es posible?]


¿ Por qué no optar por la fiable Meseta y su fruto, el castellano? ¿No es el sueño de toda mujer, o al menos de toda mujer anterior al siglo XIX? Un tipo serio, silencioso, que sólo abre la boca para comer o bendecir, con un sentido de la religiosidad rara, que no cree en Dios pero sí en La Misa... Y físicamente, ¿no son poderosos imanes sus manos gigantes, seguramente acompañadas de tremendo vigor sexual, cara de Cid, con un cuerpo correoso como la encina y frío como las piedras de la catedral de Burgos? Sí, es cierto que a vuestra descendencia le pondrá un segundo nombre, herencia familiar, que bien podría ser Telesforo o Encinio, ¿pero no es ese el precio a pagar por un estado de ánimo estable como el horizonte soriano?


No, lo más seguro es que, desoyendo la voz de vuestras abuelas y siguiendo el consejo de vuestra tía la aventurera, busquéis algo que os dé vidilla. Bueno, si de eso se trata, pocos entienden más de vidilla que los andaluces: independientemente del modelo (capillita sevillano, perroflauta gaditano y cualquiera de sus estados intermedios), al supuesto salero hay que añadirle altísimas cotas de relación disfuncional con su madre, alguna disfunción sexual que en realidad es pereza y una pandilla de amigos que a los 32 años todavía viven en pisos de estudiante porque aún son estudiantes. Una ventaja sí que tienen y es el desahogo económico que proporciona el famoso PER que a todos los andaluces nos llega a primeros de mes directamente desde el Departament d’Economia, y que nosotros cariñosamente llamamos "el sobresito".

Es hasta posible que en esta misma vía de la alegría de vivir alguna incauta caiga en la trampa tropical,el canario. Sí, vale que la inyección de sangre nórdica crea Adonis tostados por el sol, pero piensa que. Hablan. De. Esa. Manera. Y si ese es el rollo que te va, al menos pasa de la imitación y píllate directamente un venezolano. Also: Pedro Guerra.

[Relacionado: ¿Por qué desfilan delgadas si nos gustan con curvas?]

Por último, queda la opción norteña, que viene a ser todo lo que da al mar ese frío de arriba y que se diferencian entre sí por la extensión del mullet y por el líquido con el que se emborrachan: a chatos los vascos, para poder pelearse por quién invita que es lo que en el fondo les gusta; con sidra losasturianos, para poder llevar esa mítica camiseta de "puntería natural"; los gallegos con licor café, también conocida como la cocaína del alcohol; y los cántabros con... pues no lo sabemos, pero ¿a quién le importa, a los cántabros? Pues ya ves tú. El hombre norteño te asegura brazos como terneros para levantar ídems, cejas tupidas para cobijarse de la ducha y un carácter competitivo y orgulloso que lo mismo te construye una casa con sus propias manos que te monta una Reconquista o una Guerra Carlista. Y encima son sociedades matriarcales, así que si eres de las que gusta de manejar a su novio como a un pitbull, esta es tu raza ideal.
Seguramente también te interese leer...

 
 
 
ILIACOM -Instituto Latinoamericano de Investigaciones y Asesoría Computarizada * Santiago: 809-276-2304 / Santo Domingo: 829-535-2304 / Celular 809-652-2304